La vida no sería digna de ser vivida si en ella no hubiera música y letras que nos calan en lo más profundo de nuestro ser. Lo curioso es que detrás de nuestras canciones favoritas hay historias que ni siquiera sospechamos y al conocerlas, cambian la forma en que las disfrutamos.

La musa de los artistas no solo se manifiesta cuando están enamorados o les rompieron el corazón, sino que llega de formas totalmente inesperadas. Estas 10 famosas canciones de leyendas de la música no surgieron de una sesión de estudio, sino de raras vivencias, sueños y acontecimientos que marcaron sus vidas, y se volvieron himnos para más de una generación.

1. Creep – Radiohead

El líder de la banda británica de rock alternativo, Thom Yorke, tenía problemas para expresar su masculinidad sin caer en los estereotipos de una estrella de rock. En la década de los ochenta vio a una chica muy atractiva en una de las presentaciones del grupo, pero no sabía cómo acercarse a ella, solo la estuvo siguiendo de una forma un poco perturbadora.

Al recordar esta vivencia, Yorke escribió la canción Creep mientras era estudiante en la Universidad de Exeter. Al inicio no estaba satisfecho con el resultado y creyó que la letra era basura. Aun así, la grabaron en 1992 y fue un año después que se convirtió en uno de los temas emblemáticos de la banda y un himno del rock.

2. Let It Be – The Beatles

Ser miembro del famoso cuarteto de Liverpool estaba siendo una carga pesada para Paul McCartney, y a finales de la década de los sesenta estaba teniendo problemas con el alcohol. Una noche soñó a su madre Mary (quien había muerto cuando él tenía 14 años de edad) y en el sueño, ella lo tranquilizaba, diciéndole que todo estaría bien, solo debía “dejar que las cosas fueran” y todo fluiría sin dificultad.

Al despertar, Paul recordó las palabras de su mamá y esa emotiva inspiración lo llevó a componer esta canción que dio título al treceavo álbum de The Beatles. El artista reconoce que de ahí surgió el tema: “Mi madre me dio las palabras positivas, así que escribí la canción ‘Let It Be’ desde la positividad”.

3. Smells Like Teen Spirit – Nirvana

El vocalista de Nirvana, Kurt Cobain, despertó un día y vio que en una pared de su casa estaba escrito con pintura en aerosol: Kurt Smells Like Teen Spirit (Kurt huele a espíritu adolescente). Su amiga Kathleen Hanna de la banda Bikini Kill la había pintado y como habían estado hablando sobre revoluciones civiles y anarquía la noche anterior, el líder de Nirvana creyó que la frase tenía un significado profundo de rebeldía.

Cuando Cobain terminó su noviazgo con una chica llamada Tobi Vail, recordó esas palabras y escribió esta famosa canción. Fue hasta un año después de su lanzamiento en 1992 cuando comprendió que Teen Spirit era en realidad un desodorante femenino y que Hanna simplemente se estaba burlando de él y su antigua pareja.

La canción originalmente iba a llamarse Anthem y los demás miembros de la banda creían que era un tema un poco soso y cliché. Sin embargo, se volvió un himno de los noventa y el grunge.

4. Jump – Van Halen

El vocalista David Lee Roth iba manejando por las calles de Los Ángeles en su Mercury convertible cuando recordó haber escuchado la noticia de un hombre que amenazaba con suicidarse saltando desde un edificio. El músico pensó que entre la multitud que lo observaba habría al menos una persona que le gritaría “go ahead and jump” (adelante y salta).

A David le pareció una buena frase para iniciar una canción y junto con Ted Templeman y Eddie Van Halen desarrollaron el resto del tema. Tardaron dos años en crear una pieza musical que dejara satisfechos a todos los miembros de Van Halen y cuando fue lanzada se mantuvo en la primera posición de lo más escuchado durante cinco semanas en 1984.

5. Total Eclipse of The Heart – Bonnie Tyler

La vocalista Bonnie tenía 45 años cuando Jim Steinman le mostró la letra de una canción que hablaba sobre vampiros, el poder de la oscuridad y el romance entre las criaturas nocturnas y que se había inspirado en la película Nosferatu de 1922. El título de la canción era Vampires In Love, a la cantante le fascinó y quiso grabarla de inmediato.

Después de cambiarle el nombre a Total Eclipse of The Heart se volvió un gran éxito en 1983 y fue usada como la pieza principal en una obra de teatro de Broadway. Ahí también fue conocida como Dance of the Vampires y en el 2017, este tema resurgió cuando fue cantado por Bonnie durante un eclipse total.

6. Jolene – Dolly Parton

Jolene era el nombre de una niña de ocho años que estuvo esperando a que Dolly Parton saliera de un estudio de televisión para que le diera un autógrafo. Después de conocerla y preguntarle su nombre, la cantante intuyó que ese nombre sería importante en su vida

Jolene también era el nombre de una cajera de banco que estaba enamorada del esposo de Dolly. A él obviamente también le gustaba visitarla porque le daban una atención muy especial y Parton decidió escribir la canción que repite muchas veces ese nombre como un recordatorio de que por muy bella que sea una mujer, siempre habrá “competencia” con otras damas.

7. Poker Face – Lady Gaga

Aunque el nombre de inmediato nos hace pensar en apuestas, casinos y juegos de cartas, la verdad detrás de este tema fue revelado por la misma Lady Gaga en una presentación privada y dejó a los fans asombrados con su confesión. Ella explicó que esta canción se trataba de las fantasías sexuales que tenía con otras mujeres y su intento de ocultarle su bisexualidad a su pareja.

Estaba pensando en chicas cada vez que teníamos sexo y no quería que él se diera cuenta porque me sentía muy mal. Pero ya no lo hago porque escribí una canción al respecto.

La canción fue lanzada en el 2008 y aunque sí tenía un poco de inspiración de los juegos de cartas, fue hasta el 2013 que Gaga reveló su principal motivación.

8. This Land Is Your Land – Woody Guthrie

Durante la Gran Depresión que vivió Estados Unidos en las décadas de los veinte y los treinta, la canción Good Bless America de Irving Berlin era una de las más escuchadas y reproducidas en la radio. Woody se sintió molesto por este intento de animar a los estadounidenses y escribió una canción llamada Good Bless America For Me como una burla.

En 1944 le cambiaron el nombre a This Land Is Your Land y la hija de Woody consiguió que la banda The Weavers grabara una canción con los primeros versos de su padre. Esto les dio regalías y también dio a conocer la pieza musical, que se volvió un éxito principalmente para los simpatizantes de la política de izquierda. Incluso se le conoce como el segundo himno nacional americano.

9. Hey There Delilah – Plain White T’s

No podía faltar una historia de rechazo amoroso en esta lista y esta canción fue escrita por Tom Higgenson para una atleta llamada Delilah DiCrescenzo. Ellos se conocieron en una fiesta de la banda y él usó todos sus recursos para coquetear con la chica, pero ella no le hizo caso porque ya tenía novio.

El músico le dijo a Delilah que escribiría una canción solo para ella, pero ni siquiera así consiguió que la chica lo tomara en serio. En el 2006, la banda lanzó el tema musical, se volvió un éxito y la atleta se dio cuenta de que Tom había cumplido su palabra. En el 2008, ella acompañó a la banda a la entrega de los Premios Grammy y ahí se reveló que ella fue la inspiración del tema musical.

10. The Way – Fastball

El bajista de la banda, Tony Scalzo, había escuchado la noticia de una pareja de ancianos que habían sido encontrados en el fondo de un acantilado en Arkansas. Los medios explicaron que se trataba de Lela y Raymond, un par de adultos mayores con problemas médicos y un amor incondicional.

Ellos se habían casado en 1986 y tenía la costumbre de asistir cada año a un festival en Oldsmobile, a unos 24 km de su hogar. Aunque Raymond ya había tenido un derrame cerebral y Lela tenía signos de demencia, decidieron hacer su viaje nuevamente en 1997, pero esta vez perdieron el control del vehículo y murieron en el accidente.

A Tony le impresionó que estos abuelos siguieran viajando a pesar de sus problemas de salud, escribió el tema The Way y la canción lanzada en 1998 se convirtió en un éxito. Nunca hubiéramos imaginado que hablaba sobre unos ancianos enamorados.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon