No hay nada mejor que disfrutar de una tarde en casa, con un tazón de palomitas y una buena película, en especial si es una que nos entretiene y nos mantiene al filo del asiento, pues no nos dejarás mentir que si las cintas están bien hechas, terminan tatuadas no solo en nuestra mente, sino también en nuestro corazón.

Pero tampoco podemos negar que a la industria del cine le gusta jugar con nuestro sentimentalismo y fidelidad, pues se aprovecha de nuestra nobleza para estrenar o programar secuelas que realmente nadie pidió, al contrario, solo las hacen para ganar más dinero. A algunas les va muy bien y se vuelven superiores a las originales, como Shrek 2, mientras que las otras se quedan en el olvido, como las que te presentamos a continuación.

1.  Chicas pesadas 2

En 2004 nos enamoramos de Lindsay Lohan y su nuevo grupo de amigas en Chicas pesadas, filme que se convirtió en película de culto. Pero solo les bastó cinco años para robarnos la paz. Nuevo elenco, nueva historia y aunque hay una pequeña chispa de la esencia de la original, la secuela no pudo llenar el nombre de la primera. Le faltó el toque de Cady Heron y Regina George.

2. Titanic II

Muchos pensaríamos que la historia del barco más grande de su tiempo terminó cuando este se hundió, ¿no? Pues estábamos equivocados. La trama se sitúa cien años después del hundimiento de la gran embarcación. Ahí se bautiza a un crucero con el nombre de SS Titanic II, que zarpa con el destino contrario, de Nueva York a Southampton. En el Atlántico, un glaciar desprende un trozo de hielo que al caer provoca una ola y mueve un iceberg hasta chocar con el Titanic II. ¿Coincidencia? No lo creo. Les tomó 100 años construir otro barco y nadie pensó en prevenir algo como esto. ¿Quién lo diría?

3. El efecto mariposa 2

La primera parte lo tenía todo: una historia entretenida, giros que no esperabas, buenas frases y Ashton Kutcher. Pero su secuela quedó mucho a deber. Al conocer un poco la manera en que funciona el don del efecto mariposa, esta nueva versión se topa con los clásicos dilemas del viaje en el tiempo y la intervención de la línea temporal, haciendo de esta película, un refrito de muchas otras. Hasta llega a dar una leve impresión a otras cintas como Destino Final.

4. Mulán 2

Después de salvar a toda China, Mulán ya no tiene que fingir ser un varón y ahora es la heroína de su país. El general Chang y ella se comprometen. Sin embargo, Mushu, el dragón guardián, intenta separarlos para seguir teniendo su trabajo. Los guerreros tienen una nueva misión, llevar a tres dulces princesas para celebrar sus matrimonios. Pero ellas no quieren casarse, así que Mulán decide hacer algo para cambiar la historia. Suena entretenida, pero nos quedó debiendo mucho.

5. El hijo de La Máscara

En esta película podemos ver un poco de mitología nórdica con la llegada de Loki y Odín intentando recuperar la máscara pero ahora con la dificultad de un bebé. Los 90 y principios de los 2000 nos enseñaron que la entrada de un bebé a pantalla es sinónimo de comedia situacional, pero aquí, simplemente no pudieron llegarle a la simpatía que dejó Jim Carrey con su interpretación. Esto lo pudimos apreciar en la taquilla, ya que de los 84 millones de dólares invertidos, solo se pudieron recaudar 57.5 millones.

6. El Exorcista II: el hereje

La historia de Regan perturbó a generaciones enteras por su misticismo y ambientación de terror. Es una película que envejeció bien y que, aun después de casi 40 años, sigue asustando a quien la vea. El éxito del filme impulsó a una secuela, en la que ya no participó el director William Friedkin, sino John Boorman. Desafortunadamente, esta fue criticada por lo confuso de su guion y el estilo visual alejado de la primera. Sin embargo, se ha convertido en una película de culto que hasta el mismo Martin Scorsese apoya. Juzgue usted mismo.

7. Atlantis: el regreso de Milo

Atlantis es una de las mejores películas de Disney y también una de las infravaloradas. No logró el rendimiento que se esperaba en taquilla, así que los planes para una nueva cinta de esta saga se fueron directo a la distribución de DVD. En ella conocemos un poco más de los atlantes y su cultura, y se resuelven algunas encrucijadas, pero nada fuera de lo extraordinario. Lástima por Milo y Kida.

8. The Crow: City of Angels

Hay algo que los productores de cine deben aprender: No te metas con la nostalgia. The Crow fue el filme donde despedimos a Brandon Lee, por eso la secuela cometió el grave error de meter personajes de la película anterior sin sus actores originales. Las críticas sepultaron a la secuela y ni siquiera la participación de Iggy Pop puedo levantarla en popularidad.

9. S. Darko: a Donnie Darko Tale

Tocar a Donnie Darko es meterse con las joyas de la corona del cine de culto. Por ello cuando llegó S. Darko, ocho años después de la original e interpretada por Daveigh Chase, quien interpretó a Samanta Darko en cinta original, los fans esperaban ver algo extraordinario. Sin embargo, Richard Kelly, director y guionista de la primera parte, no estuvo involucrado, por lo que esta secuela no fue lo que todos esperaban. Destrozada por la crítica, esta cinta quedó totalmente en el olvido.

10. American Psycho 2

Esta cinta está catalogada como una de las peores secuelas de todos los tiempos. American Psycho pasó con todas las penas, pues la crítica señaló su débil manera de narrar con exactitud una historia y que su argumento resultó deplorable. Además, había muertes previsibles, típico reflejo de la adolescencia y un muy mal seguimiento de la esencia de su predecesora. Se dice que algunas personas salieron de la proyección especial después de ver la primera escena.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon