La estrella del género urbano, Bad Bunny, acaba de estrenar su nueva residencia en el exclusivo barrio de Hollywood Hills, y desde ya podemos decir que es una verdadera joya en el corazón de la ciudad del cine.

La mansión, construida en 2005, cuenta con ocho habitaciones y siete baños, y es el reflejo perfecto del estilo de vida lujoso y cómodo al que el artista nos tiene acostumbrados.





Source link