Para las nuevas generaciones comunicarse con mensajes es la cosa más normal del mundo y a veces se les olvida que muchas personas, como sus mamás, todavía están tratando de entender y adaptarse a la tecnología de hoy.

Las mujeres más bellas aún tienen ligeros problemas para comprender cómo funcionan los mensajes de texto o los que mandan por aplicaciones como WhatsApp y Messenger, y el resultado es algo muy gracioso. Estas 30 conversaciones son la prueba de que las mamás son las más inocentes y, al mismo tiempo, las más rudas al mandar un mensaje. Esta señoras se sentaron… para tardar media hora escribiendo un “Ok”.

1. Lo peor es que le contestaron con GPI

2. Uno no puede ser cariñoso así

3. La tienen con el Jesús en la boca

4. Lo importante es que le entendieron

5. Se alteró por la abstinencia

6. Tomando las cosas con madurez

7. Ya sabía y se lo dije varias veces

8. Un día descubrió las notas de voz

9. La honestidad sobre todo

10. Es el mejor despertador

11. No hay fallas en su lógica

12. Se emocionó al aprender a poner acentos

13. Su intuición no la engaña

14. Qué recuerdo tan raro

15. ¿Y cómo veo este mensaje?

16. Se le olvida que tiene WhatsApp

17. Obvio sabe de abreviaturas

18. Qué bueno que no era una emergencia

19. A ella no le levantes la voz

20. Hashtag ya siéntate, mamá

21. ¿Qué jugada fue esa?

22. No sé cómo le mandó este mensaje sin su celular

23. La mamá troll

24. Supongo que sí funciona su teléfono

25. Ya haz algo de tu vida

26. Una pregunta justificada

27. ¿Ya comió tu resfrío?

28. Nada te cuesta mandarle un mensajito

29. Pequeño error

30. El mensaje más incómodo

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon