Varones, es imposible no sentirnos atraídos por el misterio y lo desconocido, así como conocer la historia detrás de las cosas más terroríficas que existen. Por fortuna para los morbosos, este mundo está lleno de lugares escalofriantes que esconden secretos inimaginables y el día de hoy revelaremos algunos de ellos.

Desde hospitales abandonados hasta misteriosas iglesias hechas de huesos e islas embrujadas, hoy les presentaremos los 8 lugares más extraños y escalofriantes que existen en la Tierra.

1. El manicomio de Beechworth, en Australia

Beechworth

Este asilo es el segundo más antiguo de Victoria, en Australia, y su historia es tan espeluznante como el lugar en sí, ya que más de tres mil pacientes murieron allí entre 1867 y 1995. Este hospital es famoso por sus numerosos cuentos de fantasmas, por eso hoy en día lo utilizan para dar recorridos turísticos de terror.

El lugar tenía la fama de ser peligroso, pues el que entraba ahí difícilmente salía vivo. Cuentan que en él se practicaban terapias con choques eléctricos que eran muy potentes, así que los pacientes terminaban con daños cerebrales o muertos. Se dice que la mayor parte de la actividad paranormal ocurre en la habitación donde se realizaban estos tratamientos.

Quienes han visitado el lugar aseguran que han visto a una niña corriendo, a un médico desconocido deambulando por los pasillos en la noche, el sonido de niños riendo y jugando, los fantasmas de un jardinero y un cocinero y muchas cosas más. ¿Te atreverías a visitar este lugar?

2. Isla de las Muñecas, en México

Isla de las Muñecas

Esta extraña isla se encuentra en Xochimilco, al sur de la Ciudad de México, y es famosa por estar cubierta de cientos de muñecos sucios y deteriorados. Se dice que, hace muchos años, un hombre llamado Julián encontró a una niña ahogada en el río. Tiempo más tarde apareció su muñeca flotando en las aguas. Julián colgó la muñeca en un árbol por respeto a su espíritu y durante los siguientes 50 años siguió colgando muñecas que encuentra en la basura y canales para honrarla.

En 2001, Julián fue encontrado muerto en el mismo lugar donde murió aquella niña. Sus amigos y familiares todavía tienen dudas sobre si su muerte estuvo relacionada con aquel espantoso acontecimiento que presenció años antes y que lo obsesionó hasta sus últimos días.

3. Los ataúdes colgantes de Sagada, Filipinas

Los ataúdes colgantes de Sagada

La tribu Igorot de la Provincia de la Montaña, al norte de Filipinas, tiene una costumbre muy peculiar: colgar ataúdes del acantilado. Esta práctica tiene más de dos mil años de antigüedad y consiste en enterrar a los muertos en ataúdes tallados a mano y colgarlos en las alturas para acercar a los fallecidos con los espíritus ancestrales. Hoy en día, son pocos los que aún practican esta tradición, pero sin duda ha servido para atraer a miles de turistas cada año que quieren apreciar por sí mismos esta cultura.

4. Isla Hashima, en Japón

Isla Hashima

Desde la década de 1880 hasta 1974, la isla Hashima fue una importante mina de carbón japonesa donde se construyó una ciudad miniatura para albergar a los mineros. Sin embargo, una vez que dejó de funcionar, fue abandonada y los edificios se fueron derrumbando poco a poco, la naturaleza floreció y dio a luz a una isla fantasma.

La ciudad tenía todas las instalaciones necesarias para los habitantes: una escuela, un hospital, santuarios budistas y sintoístas. Desafortunadamente, el auge del petróleo provocó el deterioro de la industria del carbón y el lugar fue cerrado y evacuado. Con esto vinieron historias que aseguran que el lugar está embrujado. Pero esto, más que dar miedo a las personas, las atrae y hay varios viajes turísticos a la isla.

5. Prípiat, Ucrania

Pripyat

Este lugar pasó de ser una ciudad en crecimiento a un pueblo fantasma en tan solo unas horas. Prípiat fue una ciudad modelo fundada el 4 de febrero de 1970, hogar de varias personas que trabajaban en la central nuclear de Chernóbil. Esta lo tenía todo: escuelas, cafés, centros comerciales, restaurantes y tiendas. Pero, como la mayoría ya lo sabe, en 1986 ocurrió un desastroso accidente en la planta nuclear que hizo que explotara la central eléctrica y provocó el desastre radioactivo más conocido en la historia del mundo.

Desde entonces, Prípiat fue nombrada como una ciudad fantasma con acceso restringido, pues existe un gran problema de radiación que puede afectar la salud de quien pase mucho tiempo ahí. Aun así, la gente lo visita en busca de aventuras y para aprender más sobre esta ciudad abandonada.

6. El bosque de Aokigahara, en Japón

El bosque de Aokigahara

Este infame bosque japonés es conocido por su reputación histórica como hogar de fantasmas de los muertos. Desde la década de 1960, este lugar es el segundo más famoso para quitarse la vida. Según los espiritualistas japoneses, la gran cantidad de muertes que se han suscitado aquí han dado lugar a actividades paranormales. Debido a esto, el lugar está lleno de señales de advertencia en su entrada, así como líneas de ayuda telefónica a la que las personas pueden recurrir.

Además, los dispositivos modernos, como teléfonos móviles o brújulas, no funcionan aquí debido a la fuerza magnética creada por el suelo volcánico, por lo que la gente puede perderse ahí fácilmente. Aun así, los excursionistas y amantes de la aventura visitan el bosque con las precauciones necesarias.

7. Isla Poveglia, en Venecia, Italia

Isla Poveglia

Se dice que esta isla está maldita debido a muchos eventos desafortunados que sucedieron allí. En el año 1700, este lugar se usó para aislar a las víctimas de la peste negra. Este fue el comienzo de la era oscura de Poveglia. Cualquier persona con signos de la enfermedad era llevada al lugar, donde moría en agonía y su cadáver era quemado.

En 1922, la isla se transformó en un hospital psiquiátrico donde realizaban crueles lobotomías con el uso de taladros de mano, martillos y cinceles. Al ser descubiertas estas inhumanas prácticas, el hospital fue cerrado y hoy la isla permanece abandonada, pues el turismo está prohibido.

8. Osario de Sedlec, en República Checa

Osario de Sedlec

También conocida como la “Iglesia de los Huesos”, este escalofriante lugar se encuentra en Kutná Hora y es famosa por estar decorada con huesos humanos. Sí, leíste bien, el osario contiene los esqueletos de 40 mil a 70 mil humanos y tan solo el candelabro central de la iglesia contiene todos los huesos del cuerpo humano.

En el siglo XIII, un local esparció tierra sagrada de Jerusalén por el cementerio de Sedlec, convirtiéndolo en un lugar de entierro sagrado. En el siglo XIV, se enterraron alrededor de 30 mil víctimas de la peste y otras 10 mil de las cruzadas. El espacio se llenó demasiado para más entierros y en 1870 contrataron a un tallador de madera para arreglar artísticamente los huesos. Él los talló y blanqueó para dar un aspecto único al espacio sagrado. Gente de todo el mundo visita esta oscura y espeluznante iglesia.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon