La tecnología debe tener como finalidad mejorar la calidad de vida de quienes habitamos en el planeta, sobre todo en esta época en la que la pandemia ha cambiado en buena medida la forma en que convivimos, lo que ha dejado a algunos sectores, como el de los adultos mayores, más lejos que nunca de sus seres queridos, y si tomamos en cuenta que en muchos países las cifras de abandono de por sí eran elevadas, esto se convierte en un grave problema.

Para ayudar a que los abuelitos estén menos solos, la compañía japonesa Takara Tomy creó una muñeca de alta tecnología que les brinda compañía, tal y como lo pudiera hacer un nieto, aunque en este caso, a través de un mecanismo electrónico con inteligencia artificial. La muñeca tiene el nombre de Ami-chan y está causando tanta expectativa en todo el mundo que ya la bautizaron como “la nieta electrónica”.

Con ojos enormes y un rostro bonito, Ami-chan tiene un cuerpo que puede ser abrazado por los abuelitos, sentarse, cargarla en brazos, recostarla e incluso parpadear o cerrar los ojos para simular que está dormida. Viene con un vocabulario de más de 1600 palabras y el sistema de inteligencia artificial le permite aprender más para ir conformando una “personalidad propia”.

Además, tiene un sistema de reconocimiento facial para que la puedan activar sus “abuelitos” y guarda sus nombres en la base de datos, lo que es un buen detalle. Por si fuera poco, puede llevar una conversación fluida y, de acuerdo a quienes ya la han utilizado, su interfaz de voz no parece la de un robot, sino la de una niña pequeña y eso mejora la experiencia.

Ami-chan recuerda las fechas de cumpleaños y puede cantar hasta 40 rimas y 35 trabalenguas, lo que le sirve a los abuelitos para estimular algunas áreas del cerebro que por efecto de la edad pueden ir mermando su memoria. Mide 30 cm para facilitar su manejo y que los abuelitos la puedan llevar a todos lados sin dificultad. Además, usa baterías, pero avisa cuando se están agotando para que la puedan cargar de nuevo y seguir disfrutando de su compañía.

Por lo pronto solo estará a la venta en Japón, donde hay cerca de 36 millones de adultos mayores y, de acuerdo a datos del gobierno de ese país, seis millones de ellos viven solos. Se estima que los pedidos que se hagan a partir del 27 de agosto llegarán antes del 20 de septiembre, fecha en la que se celebra el Día del Respeto por los Ancianos en el país, lo que sin duda será un gran regalo.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon