¿Qué harías si un buen día te encontrarás con dos personas idénticas a ti al doblar la esquina? Seguramente te volverías loco. Pues bien, un candidato ruso ha tenido que estar lidiando con un par de dobles que tratan de suplantarlo en las urnas de votación. Sus rivales han cambiado su imagen y sus nombres para ser copias fieles de Boris Vishnevsky, quien es un contendiente fuerte en las elecciones.

Los doppelgängers del candidato intentan confundir a la población al aparecer en la boleta de forma idéntica a su adversario. Piensan desviar algunos votos para menguar la cantidad total de sufragios que pueda obtener el verdadero Vishnevsky. Aunque parece más bien una estrategia para volverlo totalmente loco y meterlo en un ambiente totalmente kafkiano, la verdad es que en el pasado una estrategia como esta ya ha arrebatado el 30 porciento de votantes a otros.

Todo esto se hace para desorientar a los votantes, de modo que confundan lo falso con lo real, y en lugar del verdadero Vishnevsky voten por una de las falsificaciones.

La metamorfosis de estos dos políticos se observó el día que la comisión electoral dio a conocer el póster final de la boleta que habrá de ser marcada en las urnas. Pero cuál fue la sorpresa al ver que había tres aspirantes políticos con el mismo nombre y muy parecidos unos a otros.

Y es que, luego de un sueño agitado, Viktor Bykov y Alexei Shmelev, despertaron convertidos en Boris Vishnevsky. Cada uno se asomó por alfeizar de su ventana y vieron convertidas sus antiguas vidas como amigo de Putin y gerente de una compañía, respectivamente, en la vida del candidato alternativo, Boris Vishnevsky.

Las verdaderas identidades de estos candidatos fueron revisadas por el periódico Novaja Gazeta, quienes intentaron contactar a los dos replicantes de Vishnevsky, pero que al darse cuenta de las intenciones de los periodistas cortaron toda comunicación.

De hecho, Víktor Bykov se había registrado a la candidatura en primer lugar como Boris Ivanovich y Shmelev había sido conocido como Boris Gennadevich. Ahora ambos reaparecen en la boleta de la comisión electoral como Vishnevskys oriundos de pueblos de 10 habitantes y nacidos en el registro civil.

De acuerdo con AsianNews, la estrategia no es nueva, a lo largo de la historia moderna de Rusia se han presentado varios casos de candidatos spoiler como ellos le llaman. Los medios apuntan que se trata de una medida desesperada de Putin por mantener a raya a sus adversarios. Pues el verdadero Vishnevsky pertenece al partido Yabloko de oposición al régimen de Putin, cuyos candidatos son llamados “alternativos” por el actual dirigente de la nación rusa.

Es increíble ver de todo lo que son capaces los políticos por obtener y desviar votos. Por su parte el verdadero Boris ha dicho que esto solo traerá desorientación a la comunidad de San Petersburgo, pues ambos candidatos aparecen con barba y una calva posiblemente editada en Photoshop que imita los rasgos del verdadero Vishnevksy.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon