Dentro del anime, el personaje del anciano pervertido es muy común. Esta es una figura extraña que actúa siempre como sabio pero con el vicio de acosar a las mujeres. Los ejemplos son muchos y ustedes ya pueden estar pensando en el más famoso: El maestro Roshi de Dragon Ball.

Desde inicios de la historia de Gokú, el anciano se presentó como un hombre pervertido que tocaba siempre a las mujeres atractivas con las que se encontraba o de las que siempre intentaba aprovecharse. En una trama infantil de aventuras, esto pasó desapercibido, pero ahora en la serie Dragon Ball Super ya no fue así.

Recientemente, Cartoon Network decidió dejar de transmitir la última entrega del anime de Akira Toriyama en Argentina, pues se hizo una demanda por “violencia simbólica” en el capítulo 89 de la saga. La demanda fue interpuesta ante la Defensoría del Público por el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de Buenos Aires.

 El capítulo reproduce el ejercicio de violencia sexual por parte de un mayor hacia una menor, en un contexto de aceptación social, en el que se naturalizaba la vulneración de una niña. Estas representaciones, transmitidas en la pantalla de un canal que se ubica como la primera señal infantil de cable y alcanza a las y los niños de entre 4 a 11 años con cable (según datos IBOPE Media Argentina), configura un acontecimiento que las y los expone a la violencia simbólica.

El capítulo fue analizado por la Dirección de Análisis, Investigación y Monitoreo y encontró que “la escena retrata cómo la negativa de la joven resulta desoída por el maestro, quien continúa forzando el encuentro, al tiempo que los demás personajes, visiblemente conmovidos y angustiados por la situación, observan en silencio el accionar violento y abusivo del varón adulto”.

El capítulo en cuestión trata sobre el maestro Roshi intentando superar su tendencia abusiva, pero en el camino se topa con una jovencita que quiere entrenar al lado de Ten Shin Han sobre la cual el viejo artista marcial ejerce violencia. Por esto la Defensoría del Público consideró que el episodio vulnera los derechos de niños y niñas, y que va contra las normas que luchan por la erradicación de la violencia de género.

Ante el dictamen de las autoridades, Cartoon Network LA se mostró receptivo y declararon haber cometido un error al no haber filtrado ese episodio de la serie animada, pues resaltaron que fallaron en su control de calidad y contenidos para la emisión de caricaturas en su programación habitual.

Además, Cartoon Network tomó la medida de retirar la serie por tiempo indefinido para que pueda volver a ser evaluada y, en su caso, editada para su presentación en el canal. Incluso propuso a las jurisdicciones pertinentes trabajar en conjunto para crear campañas informativas sobre la violencia contra niños y niñas. El canal de caricaturas se mostró dispuesto a generar contenido que ayude a los niños a reconocer sus derechos y cuidarlos.

Sabemos que el maestro Roshi era una figura que servía para reforzar la pureza de Gokú, pero a estas alturas de la serie ya es indudable la inocencia del saiyajin y, tal vez, sí fue innecesario volver a retratar al personaje del maestro en escenas tan explícitas, pues en el arco de la saga, este causó más impacto cuando fue recordado por sus entrenamientos con Gokú que por sus aventuras pervertidas con el Oolong.



Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon