Una sorpresa fue la que se llevaron en el equipo rojo con el gesto que realizó Fabricio Vasconcellos con Víctor “Zafrada” Díaz en el episodio de este miércoles en El Discípulo del Chef.

Sergi Arola, tras perder la prueba por equipos y la de eliminación, tuvo la difícil decisión de eliminar a un integrante de su grupo, optando por el joven oriundo de Iloca. Ante la sorpresa de todos, y luego de que Emilia Daiber le cediera la palabra, el brasileño pidió ser él quien abandone la competencia.

“Yo quisiera… Traté de pensar cómo hacerlo… La verdad es que yo no he comentado nada con mis compañeros, pero la verdad es que a mí, en lo personal, por problemas familiares, por problemas personales, cosas de la vida que vengo tratando de evitar, quisiera, sin ofender al chef y a mis compañeros, de verdad no puedo más, quisiera ceder mi lugar a Víctor”, anunció el carioca.

Arola no entendía nada, a lo que Vasconcellos explicó que no podía continuar en el programa “por un tema familiar, tengo un compromiso por un tema de salud. Tengo que hacer un viaje y quisiera ceder mi lugar a Víctor para que él se quede. No puedo más, por tiempo, tengo la cabeza en otro lado, no puedo llegar en los horarios, no puedo cumplir con el programa”.

Daiber destacó el gesto de Fabricio con “Zafrada” Díaz y comprendió las razones que entregó el bailarín, asegurando que era una “gran pérdida”.

A la hora de despedirse, el brasileño le aseguró al joven que era su favorito. “Quiero que llegues a la final, quiero que saques el jugo más grande del programa y que eso sea una plataforma para salir adelante (…) Te quiero ver en la final”, le dijo, recibiendo un abrazo de parte de Díaz. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo