La naturaleza es caprichosa y puede regalarnos algunas cosas que son increíbles. Hace poco vimos imágenes de un tigre de Tasmania, una especie que tenía rasgos de perro, canguro y tigre, pero que desafortunadamente se extinguió hace varias décadas. Ahora podemos ver un extraño tiburón que tiene la cara parecida a la de un cerdo que fue encontrado en las costas de Italia.

No se trata de un raro experimento, sino de la especie conocida como tiburón áspero angular, cuya principal característica es este extraño rostro, con las fosas nasales parecidas a las que tienen los cerditos, lo que los hace únicos. Por desgracia, estos raros animalitos se encuentran en la lista roja de las especies en peligro de extinción.

Estos tiburones pertenecen a la familia Oxynotidae y viven en aguas profundas, en las que sus enormes hígados llenos de aceite les permiten flotar, ya que son muy malos nadadores. Los miembros de esta familia tienen hocicos cortos, cinco aberturas branquiales, dos aletas dorsales con espinas agudas y no tienen aletas anales. Tampoco cuentan con membranas nictitantes ni el párpado extra que otros tiburones tienen para proteger sus ojos.

Cerca de la isla de Elba, Italia, un equipo de oficiales de la Marina encontraron un ejemplar de este raro tiburón flotando cerca de una embarcación, algo que es extraño porque regularmente se mantienen a más de 700 metros bajo el agua, pero por alguna razón, este animalito llegó hasta la superficie y las fotos se volvieron virales.

Esta especie no se adapta a la vida en cautiverio, lo que dificulta en gran medida que pueda subsistir y dejar de estar en peligro de extinción. Las autoridades hacen el llamado a que no capturaremos a estos tiburones porque no sobrevivirán en un estanque o en un acuario, así que sacarlos de su hábitat es prácticamente lo mismo que sacrificarlos.

Es algo realmente preocupante, ya que forma parte de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

-Yuri Tiberto, del acuario de Elba

Si bien es cierto que fue emocionante ver a esta especie, la polémica se desató en las redes porque se informó que las autoridades lo sacaron del agua para llevarlo a la Oficina del Puerto con el fin de estudiarlo y, posteriormente, sacrificarlo, lo que obviamente contradice el llamado a cuidarlos. Definitivamente no es lo que se esperaba como final de esta historia.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon