La justicia en Francia absolvió al ex dirigente de la banda separatista armada vasca ETA, Josu Ternera, de un presunto delito de pertenencia a organización terrorista entre 2011 y mediados de 2013, donde la Fiscalía gala pedía cinco años de cárcel.

Ternera, de 70 años y cuyo verdadero nombre es Josu Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, fue condenado en 2017 a ocho años de prisión por su participación en un grupo terrorista, pero tras su detención en 2019 en los Alpes franceses pidió ser juzgado de nuevo.

En la sentencia, donde se absuelve al ex dirigente de ETA, el Tribunal Correccional de Francia considera que durante el juicio, realizado en Paris a mediados de junio, no se presentaron “elementos materiales ni intencionales” que probaran que Josu Ternera fue un miembro activo de ETA en el periodo por el que fue juzgado.

“Las magistradas indicaron que no se le encontraron ni armas, ni documentos falsos, ni pruebas de que mantuvo contactos con otros miembros de la banda en el periodo de la inculpación”, detalla el fallo, consignado por  El Mundo.

Durante su juicio, el ex dirigente de ETA señaló que cortó los lazos con la banda armada en 2006 y que su vida bajo una falsa identidad en una casa rural de Ariège fue la de un “leñador, aislado del mundo”, aunque señaló que participó en las conversaciones de paz en Oslo entre 2011 y 2013.

Josu Ternera, que está en libertad condicional desde finales de julio de 2020, tiene pendiente otro juicio en Francia por su presunta pertenencia a ETA entre 2002 y 2005. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo