Detrás de la gran sonrisa, extraordinario talento y carisma sin igual de Hugh Jackman hay una infancia difícil, marcada por el divorcio de sus padres y el abandono que sufrió de su mamá. El gran actor superó ese dolor y ahora sonríe junto a la mujer que lo trajo al mundo.

Cuando se habla de Hugh Jackman, muchas veces nos enfocamos en sus películas y los papeles que ha interpretado, especialmente el de Wolverine para la franquicia de X-Men. Este gran actor originario de Australia siempre tiene una sonrisa para todos, pero pocos conocen la dura niñez que vivió y por qué esta emotiva fotografía con su madre ha dado la vuelta al mundo.

Cuando tenía ocho años de edad, su familia se separó y su madre Grace McNeil se mudó a Reino Unido. Ella se llevó a sus hermanas y fue su padre Christopher Jackman quien trabajó muy duro para hacerse cargo de cuidarlo a él y sus hermanos.

Durante los primeros cuatro años después del divorcio de su padres, Hugh visitaba a su madre una vez al año. Pero después de que cumplió 13 años, las invitaciones para que fuera a Reino Unido dejaron de llegar. Esto fue un golpe muy duro para él y sintió que su propia mamá lo había abandonado.

Claro que para Grace tampoco debió ser nada fácil estar lejos de sus hijos y la familia Jackman tuvo años muy tristes debido a esta separación. Solo al paso de los años, fueron superando este trauma y, finalmente, Hugh logró perdonar a su madre.

En la reciente fotografía que el actor publicó en su cuenta de Instagram aparecen él y Grace abrazados y sonriendo uno al otro. La foto simplemente tenía la palabra “mamá” y fue un momento muy emotivo para ellos y quienes saben que estuvieron separados por mucho tiempo.

La imagen fue una muestra de que el actor de 52 años ya superó el dolor de su abandono y que no le guarda ningún rencor a su madre. Ahora por fin pueden disfrutar de su compañía.

La publicación se llenó de comentarios de felicitación para Hugh por haber perdonado a su madre y de buenos deseos para que la familia Jackman consiga recuperar todo el tiempo que estuvieron separados.



Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon