Toda la ciudad de Nueva Orleans en Estados Unidos quedó sin electricidad luego que se produjera un “daño de transmisión catastrófico” debido al paso del huracán Ida.

Según informaron las autoridades locales, el fenómeno natural, con vientos de 240 kilómetros por hora, dejaron al menos un fallecido por la caída de un árbol y ochocientos mil hogares sin luz en el estado de Luisiana, incluida toda la ciudad de Nueva Orleans. Además, miles de personas fueron evacuadas.

“¡Hemos perdido la electricidad en toda la ciudad! Es hora de quedarse en casa, en lugares seguros. No es el momento de aventurarse al exterior”, escribió la alcaldesa de Nueva Orleans LaToya Cantrell, a través de su cuenta de Twitter.

El Centro Nacional de Huracanes indicó que el huracán Ida -de categoría 4- creó una “situación de peligro de muerte” y pidió a “tomar todas las medidas necesarias para proteger su vida y propiedades”.

John Bel Edwards, gobernador de Luisiana señaló a medios locales que “tenemos una situación muy peligrosa como consecuencia del huracán Ida y cabe esperar que los efectos devastadores continúen durante las próximas 24 horas más o menos mientras el huracán pasa por el estado”.

La autoridad indicó a través de su cuenta de Twitter que “el estado ha desplegado a más de 1.600 personas para realizar búsquedas y rescates en Luisiana”.

El Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, indicó previamente que Ida iba a ser una tormenta “potencialmente mortal” y que probablemente causaría una gran devastación más allá de la costa.



Esta publicación aparece primero en El Dinamo