Jordi Castell quiso dar por cerrada la polémica con Marcelo Ríos, luego de que se burlara de la muerte de su perro durante el fin de semana. Con esto, el fotógrafo da un paso atrás, luego de que asegurara que le respondería al ex tenista actuando “como un escorpión”.

“Me voy a meter con su familia, y le voy a disparar a su familia. Y ahí va a tener que sujetarse”, aseguró el ex panelista de farándula, agregando que “si alguien toca a mi familia, me convierto en el peor demonio de todos”, por lo que “yo le voy a tocar a su familia de vuelta… Y lo voy a hacer con el peor veneno que tengo guardado”.

Pese a su advertencia, Jordi Castell prefirió cerrar el tema con Marcelo Ríos luego de haber escuchado los consejos de su círculo cercano, incluyendo su esposo. Aún así, se refirió al ex tenista como una persona que “me persigue públicamente cada cierto rato buscando pretextos, extrae fotos con mi marido para publicarla en su cuenta, me manda inbox con canciones de madrugada y no se cansa de dispararle violencia a todos”.

“Frente a todo ese arsenal de acoso y obsesiones que un especialista le pondrá nombre por si es patología, lo lógico y ustedes ya saben, yo hubiera reaccionado disparando de vuelta con toda la información que ustedes mismas me han provisto de situaciones y expedientes que ya no exhibiré a la luz pública y quién sabe cómo se sepa o se filtre”, agregó en su publicación de Instagram.

Con todo esto, Castell aseguró que prefirió “cerrar filas con los míos desde la cordura, la paz y estabilidad con la que me relaciono tanto con ustedes como con mi entorno, la calidad de vida personal y profesional que he construido y el nivel humano que, por esta vez, voy a obedecer guardando bajo llave la rabia que no conduce a nada bueno y guardaré silencio”.



Esta publicación aparece primero en El Dinamo