El equipo de futbol Atalanta, de la primera división italiana, organizó una actividad para acercarse a sus seguidores y darles un poco de cariño por todo ese apoyo que en cada partido le entregan, algo que no todos los equipos hacen, aunque por lo visto, los aficionados no siempre lo agradecen.

Resulta que el equipo invitó a su jugador Marten de Roon a la tienda del Atalanta, en Bérgamo, Italia, y a los primeros tres fanáticos que llegaran a adquirir el jersey oficial con el número de este jugador, él pagaría el costo y, además, les daría su autógrafo, pero tristemente, nadie apareció.

El jugador holandés acudió ilusionado a la tienda pensando en recibir a los aficionados, pero luego de más de 50 minutos de espera se dio cuenta de que nadie llegaría. No sabemos a qué se debió esta indiferencia de los seguidores, ya que, actualmente, el Atalanta se encuentra en la fase de grupos de la Champions League. Además, el mediocampista es seleccionado de su país. Sin embargo, esto no fue suficiente para que alguien fuera por una camiseta gratis y autografiada.

Apuesto a que Messi nunca ha tenido que lidiar con esto.

-Marten de Roon en Twitter

El holandés se lo tomó con humor, pero seguro que se sintió triste porque nadie llegó e, incluso, el encargado de la tienda apareció para decirle que ya era hora de cerrar y tenía que retirarse. El mediocampista hizo referencia a Lionel Messi, quien vende camisetas por todas partes, pues a su llegada al PSG ya se habían vendido miles mucho antes de que debutara en la cancha.

Un momento triste para el jugador, quien ahora tendrá que esforzarse más para ganarse el cariño de la afición y que a la próxima sí vayan por su camiseta autografiada. Tal vez todos pensaron que como solo se esperaba a tres ganadores, ya habrían llegado y, al final, nadie fue. No lo sabemos, pero ojalá que en la siguiente actividad de convivencia tenga una mejor respuesta.



Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon