Julio César Chávez es uno de los más grandes boxeadores en la historia de ese deporte debido a su gran pegada y enorme capacidad para resistir los ataques de los rivales. El llamado “gran campeón mexicano” también ha enfrentado otras batallas fuera del cuadrilátero, como sus adicciones, que estuvieron a punto de hacerlo perder todo y pasar de la gloria a vivir en un terrible infierno, del mismo modo en que le ha pasado a otros deportistas.

El pugilista mexicano sabe lo complicado que es lidiar con el mundo de las drogas, así que en cuanto se enteró de que el excampeón mundial Miguel Ángel González se encontraba viviendo en las calles y en una situación lamentable, de inmediato pidió ayuda a través de redes sociales para localizarlo y ayudarlo a desintoxicarse en la clínica de rehabilitación que maneja.

Después de haber alcanzado el éxito y llegar a ser campeón del mundo, Miguel Ángel “Mago” González fue visto deambulando por las calles de la Ciudad de México, donde vive como indigente debido a su adicción al alcohol y otras drogas. Este boxeador llegó a enfrentar a grandes leyendas como el propio Julio César Chávez y Óscar de la Hoya, lo que nos habla del enorme talento de este pugilista.

“El Mago” tiene 49 años y algunas personas que lo han visto dicen que tiene un departamento por la calle de Amores en la colonia Roma de la Ciudad de México. Sin embargo, pasa la mayor parte del tiempo deambulando por las calles, que fue donde alguien lo grabó en video y empezó a difundirlo. Las imágenes llegaron hasta Julio César Chávez, quien ofreció su ayuda para darle tratamiento a la persona que fue uno de sus rivales en el ring.

“El Mago” se retiró del boxeo en el 2006, con 51 victorias, cinco empates y solo una derrota. El gran Julio César Chávez no logró derrotarlo y su combate terminó en empate, aunque muchos opinan que debieron darle el triunfo a González. Realizó diez defensas de su campeonato mundial y dejó el título vacante para subir de división, es decir, nadie pudo quitarle su título en el cuadrilátero. Su única derrota fue a manos de otra leyenda: Óscar de la Hoya.

Después de su retiro, prácticamente, desapareció, hasta que empezaron a circular estas imágenes, por lo que Chávez pidió la ayuda de todos para que lo puedan localizar, llevarlo a su clínica Baja del Sol y darle una nueva oportunidad de vivir de una forma más sana, con el fin de que recupere algo de lo que ha perdido por las drogas. Chávez sabe de todo esto, pues lo vivió en carne propia y eso lo convierte en el indicado para ayudar al “Mago”. Ojalá lo puedan localizar pronto.



Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon