A tres años de ese oscuro episodio, Karen Bejarano conversó con Martín Cárcamo en el programa Pijama Party, que se transmite por Instagram, respecto a lo ocurrido en 2017 con la filtración de sus fotos íntimas

“Yo todavía estoy con psicólogo. Fue súper terrible para mi vida porque la gente que no lo ha vivido no logra dimensionarlo, porque hay mucha gente que me dice ‘ay ya, son unas fotos’. Sí, fueron dos fotos pero que finalmente se agrandó por esta cosa de un video que no era mío”, explicó la ex panelista del matinal de TVN.

En ese periodo, la también ex chica Mekano recordó que “la gente me enjuició en la calle, no salí durante siete meses a la calle por miedo porque la gente, la primera vez que salí a dejar a mi hijo, todos me quedaron mirando, me apuntaban con el dedo, eso del secreteo”.

Pero no solo a Karen Bejarano le afectó el tema de la filtración de sus fotos íntimas, sino que también su esposo, Juan Pedro Verdier, quien sufrió “un trauma terrible porque no pudo hacer nada para ayudarme y de que se le fue absolutamente de sus manos”.

Por otra parte, la también cantante tuvo que explicarle a su hijo Guillermo toda la situación, por miedo a que recibiera comentarios en la calle o en el colegio, lo que finalmente no sucedió. “Yo hablé con el colegio, ellos se portaron un siete, hicieron una reunión con los papás, todos súper amorosos. Mi hijo no sufrió ningún tipo de bullying. El colegio se portó un siete”, aseguró.

“Nadie puede comprender lo que nos pasó a nosotros como familia. Mi familia se destruyó en ese minuto, Juan Pedro era un zombie, tuvo que internarse en una clínica psiquiátrica dos meses”, cerró.



Esta publicación aparece primero en El Dinamo