El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, calificó la oferta de diálogo del gobierno de Estados Unidos como una “fachada para enmascarar su decepción y sus actos hostiles”.

“Como demuestran claramente las acciones de los últimos ocho meses después de la instauración de la nueva administración estadounidense, su amenaza militar y política hostil contra nosotros no ha cambiado en absoluto”, señaló Kim Jong Un en una sesión ante la Asamblea Suprema del Pueblo, celebrada en Pyongyang.

Según afirmó el líder norcoreano, el “diálogo sin condiciones previas” ofrecido por Washington es “una fachada para engañar a la comunidad internacional y solo es una prolongación de la política hostil llevada a cabo por anteriores administraciones estadounidenses”.

Desde que Joe Biden llegó a la Casa Blanca, su gobierno ha invitado constantemente a Kim Jong Un un encuentro “en cualquier lugar, en cualquier momento y sin condiciones previas”, sin resultados positivos.

El contacto entre ambos países fue iniciado bajo el mandato de Donald Trump, pero quedaron interrumpidos en 2019 tras el fracaso en Vietnam en la segunda cumbre entre el presidente republicano y el líder norcoreano.

Esta semana, Kim Jong Un, aseguró que había probado con éxito un misil de planeo hipersónico, un artefacto mucho más rápido y ágil que los misiles anteriores,  y también más difícil de interceptar por los sistemas de defensa.

Por su parte, Corea del Sur anunció el primer ensayo exitoso de misiles lanzados desde un submarino, una tecnología disponible en pocos países del mundo. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo