Completamente emocionado estaba Vicente Blanch, padre de Tomiii 11, este martes al comenzar la entrevista con Mucho Gusto, un día después de la muerte de su hijo a causa del cáncer cerebral que padecía.

“Acá estamos, con mucha pena, se nos fue mi perrito y qué más les puede contar chiquillos, con mucha pena no más”, fueron las primeras declaraciones que hizo el hombre en un contacto en directo desde  la localidad de Quinta de Tilcoco, Región del Biobío.

Al comenzar su relato, Blanch comentó que “nosotros cuando supimos que tenía un cáncer cerebral fue muy fuerte. Desde un principio, todos los médicos nos comentaban que esto era muy complicado y que no tenía buen pronóstico”.

“Al saber que este camino no era muy bueno, buscamos la mejor calidad de vida para nuestro hijo y que él estuviera contento, y tratar de que fuera feliz”, agregó el padre de Tomiii 11, destacando que fue esto lo que motivó al niño a iniciar una cuenta de YouTube, plataforma en la que contaba con más de 8 millones de suscriptores y que a un día de su deceso, sumó otro millón más.

“Él fue el que se inscribió, nosotros no teníamos ni idea. De repente supimos que tenía un par de suscriptores, quisimos ayudar e hicimos un par de cosas, movimientos por la misma familia, y bueno, el cariño de la gente llegó a lo que es ahora”, expresó.

Vicente Blanch reconoció que “para mí, a lo mejor porque soy el papá y estuve metido en todo este proceso, lo conocía desde adentro, no fue tan sorprendente porque yo sabía cómo era. Que la gente conociera a mi hijo tal como era fue lo que me llamó la atención, tan natural, tan simple”.

“Tomi ha enseñado a la gente a tener otra mirada, otra visión de la vida, porque a veces por un problemita o un problema grande, se van en sí mismo. Sin embargo, Tomi con el problema que tenía, siempre vio la vida llena de felicidad. A lo mejor sería porque nosotros tratamos de darle esa felicidad”, sostuvo.

Por último, el padre de Tomiii 11 reflexionó sobre lo ocurrido este lunes e indicó que “a lo mejor los papitos que han perdido a un angelito, a un hijo, me van a comprender que es un pena terrible, no hay premio de youtuber, no hay placa, no hay Copihue ni Giga, nada cuando se va”.

“Sin embargo, como papá me hizo orgulloso y generalmente, eso a los papás les pasa cuando sus hijos están grandes. Entonces, con tan poquito tiempo que él tenía, nos hizo orgullosos y él tremendo. (…) Quedo con esa sensación de que tengo un hijo maravilloso que se me fue antes, pero supo ocupar su tiempo”, cerró. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo