Una de las cosas que distingue a las películas de James Bond son los automóviles que utiliza, porque además de elegantes, están llenos de gadgets que le sirven para escapar de los más terribles villanos y eso es algo que todo el mundo quisiera tener en su vehículo. La marca de automóviles Aston Martin es la que más se ha destacado en los filmes del agente 007 y en la más reciente cinta No Time To Die aparece el modelo DB5, que es espectacular.

Tal vez cuando eras un niño no tenías la posibilidad de tener un auto eléctrico para pasear por el parque, ya sea porque tus papás no tenían el dinero suficiente para comprártelo o porque en tu época todavía no existían, pero ahora tus hijos tendrán la posibilidad de conducir una réplica del auto del espía más famoso del mundo, que además incluye armas (de juguete, obviamente) y es tan increíble que incluso tú querrás conducirlo.

Esta belleza fue creada por The Little Car Company, empresa conocida por hacer este tipo de “juguetes”, en asociación con los productores de la nueva película de James Bond. Se trata de una réplica al 66 por ciento del tamaño real, lo que permite que dos niños puedan viajar en el vehículo. Pero eso no es lo mejor de todo, pues tú también podrás cumplir tu sueño, porque un adulto puede conducirlo sin ningún problema.

El auto es eléctrico, con una batería que permite una hora de conducción antes de volver a cargarla. Tiene pantallas LCD en la matrícula delantera y trasera, que podrás cambiar y así engañar a tus perseguidores. Si aprietas un botón, los faros bajarán y aparecerán un par de ametralladoras (de juguete). Además, incluye un dispositivo que lanza humo por el escape, para que puedas escabullirte de los villanos.

Esta versión del Aston Martin DB5 alcanza una velocidad de 70 km/h, algo que no se había visto antes en los autos eléctricos para niños, que por lo regular son muy lentos. Sin embargo, esto también indica que no es apto para niños pequeños que viajen sin la supervisión de un adulto. Existen muchos juguetes que son réplicas de varios modelos de autos, pero, sin duda, este debe estar en la cima.

Otra cosa que también es impresionante es el precio, pues el auto vale 123 000 dólares. Se trata de un juguete muy costoso, pero tiene la ventaja de que no solo tus hijos se divertirán con él, sino que tú también, porque no puedes negar que ya te imaginaste conduciendo esta joya, echando humo, apuntando con las ametralladoras y cambiando de matrícula, por supuesto, enfundado en un elegante traje.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon