Mientras el proceso de evacuación de Afganistán continúa tras la llegada al poder del régimen talibán, se han registrado terribles ataques con explosivos en el aeropuerto y el centro de la ciudad de Kabul, la capital afgana. Los primeros reportes hablan de al menos 70 personas muertas, además de más de un centenar de heridos.

En la puerta este del aeropuerto Hamid Karzai, de Kabul, se registraron dos explosiones causadas por dos suicidas. Este acceso es por donde están saliendo la mayoría de quienes decidieron abandonar el país. Además, hay reportes de tiroteos y otra explosión en las inmediaciones de un hotel cercano al aeropuerto.

ataque aeropuerto kabul

El régimen talibán ya se ha instalado, pero los militares estadounidenses todavía controlan el aeropuerto para dirigir la operación de evacuación. Zabihullah Mujahid, vocero de los talibanes, manifestó que “El Emirato Islámico condena de forma contundente los ataques que tienen como objetivo a civiles en el aeropuerto de Kabul” y dejó claro que la seguridad de esa zona es responsabilidad de los Estados Unidos.

Las primeras versiones por parte de los estadounidenses señalaban que habían estado trabajando en coordinación con los talibanes porque ya se temían este tipo de ataques y responsabilizaron al grupo radical Estado Islámico en el Jorasán, que es rival de los talibanes. Desafortunadamente no se descartan más ataques como los de este día. Poco después, el propio grupo terrorista dijo ser el responsable de los ataques.

A pesar de que se sospechaba que pudieran ocurrir atentados terroristas, estos no se pudieron evitar. El general estadounidense Kenneth McKenzie calificó a uno de los ataques como “atroz”. Además, dijo que este fue parte de una operación compleja. Al parecer, un terrorista se acercó a donde estaba una multitud y en ese momento hizo estallar los explosivos que llevaba alrededor, mientras que el segundo ataque se trató de un coche bomba.

De acuerdo a los primeros informes de autoridades estadounidenses y del régimen talibán, murieron 60 personas, incluidos algunos menores de edad. Además, se reportó la muerte de 12 militares de Estados Unidos y 15 heridos, quienes se encontraban en ese lugar para coordinar las operaciones de evacuación, ya que el 31 de agosto es la fecha señalada por el régimen talibán para salir de Afganistán.

ataque aeropuerto kabul

El caos se apoderó de la zona del ataque al tratar de sacar a los heridos, que pudieran ser más de 140, en ambulancias, carretillas o cargándolos entre varias personas, para trasladarlos al hospital más cercano, todo esto, entre cadáveres e incluso miembros de personas que salieron volando por la explosión. Un escenario aterrador.

Mientras todo esto sucedía, un artefacto explosivo más estalló en pleno centro de Kabul, aunque afortunadamente no se reportan víctimas mortales ni heridos, en lo que ha sido una jornada oscura para todo el mundo. Se sabe que Joe Biden, presiente de los Estados Unidos, se reunió en la sala de crisis de la Casa Blanca para evaluar la situación. Sin embargo, es difícil que dé marcha atrás a la evacuación de Afganistán.

El general McKenzie aseguró que el ejército de los Estados Unidos se encuentra “preparado y listo para defenderse”, por lo que se descarta una ofensiva militar en contra del grupo terrorista que se ha adjudicado los ataques. Todavía faltan varios días para la evacuación de personas, lo que ha ocasionado multitudes alrededor del aeropuerto a pesar de las advertencias de que pudiera suceder otro ataque.

Estamos trabajando muy duro en este momento para determinar quién está asociado con este cobarde ataque y estamos preparados para tomar medidas contra ellos.

-Kenneth McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos a cargo de Afganistán

ataque aeropuerto kabul

Varios países han condenado los ataques y señalan lo complicada que es la situación para evacuar a más personas, aunque Francia y Reino Unido ya anunciaron que continuarán haciéndolo. Sin embargo, Alemania aseguró que no lo intentará más, pues sus ciudadanos ya están fuera de Afganistán. Ahora lo complicado es garantizar la salida de refugiados y evitar que estos atentados se vuelvan a presentar.

La situación es muy tensa y, de acuerdo a especialistas, estos ataques son el ejemplo de que las condiciones en Afganistán no serán nada fáciles porque todavía falta entablar relaciones con los talibanes para garantizar que su régimen sea inclusivo y representativo. Desafortunadamente, las personas inocentes son quienes se llevan la peor parte por los destinos políticos e ideológicos de quienes ostentan el poder. Un día oscuro para el mundo.



Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon