La empresa china Chongqing Zhifei Biological Products (Zhifei) entregó durante este viernes los resultados de una nueva vacuna contra el COVID-19, la que se sumaría a los esfuerzos globales por combatir la pandemia.

Según lo publicado por Bloomberg, la compañía reportó los resultados de un ensayo clínico de fase III que reclutó a 28.500 participantes en China, Uzbekistán, Indonesia, Pakistán y Ecuador, que mostró una tasa de eficacia del 81,76% contra la infección por coronavirus.

Los desarrolladores de la fórmula -denominada como ZF2001- reportaron además que los estudios mostraron una protección del 92,93% contra la variante alfa y casi el 78% contra la versión delta, la más infecciosa de las mutaciones de preocupación. De todos modos no se detallaron los casos en donde se lograron detectar las variantes.

Ninguna de las personas que recibió la inyección ingresó a cuidados críticos ni murió, mostrando además un buen perfil de seguridad en cuanto a las reacciones adversas.

La nueva vacuna fue autorizada por China en marzo pasado y se encuentra en las fases finales de su desarrollo. Su entrega sería complementaria a las de otras fórmulas como la de Sinovac, Sinopharm y CanSino, que también se distribuyen en Latinoamérica y en regiones de Asia.

La fórmula Zhifei usa una tecnología similar a la de la estadounidense Novavax, que se basa en nanopartículas formadas por subunidades de proteínas. Se administra en tres dosis durante un período de dos meses. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo