Benjamín Vicuña informó hace un mes su separación de China Suárez, con la cual mantuvo una relación de cinco años, que dejó dos hijos en común: Amancio y Magnolia.

Y al otro lado de la cordillera ya comenzaron los rumores de un eventual acercamiento amoroso con la reconocida Luciana Salazar, consignó Infobae.

Esto, luego que el periodista Rodrigo Lussich informara que el chileno y la participante de La Academia fueran parte de los invitados a la fiesta de apertura de un restaurante, donde estuvieron compartiendo, pero luego se les perdió el rastro. Ante esto, la prensa trasandina especuló que se fueron juntos del lugar.

En la actividad también dijeron presente Coti, Florencia de la V, Cande Tinelli, Carlotte Caniggia y Gustavo Bermúdez, entre otros.

Según Lussich, “Benjamín Vicuña pegoteado, como una especie de lapa, como una especie de moco, como un abrojo. Él le hablaba y le estaba encima, toda la velada, enloquecido con ella. La pareja menos pensada de Benjamín Vicuña, en depresión, pero siempre buscando qué hacer”.

“Ella estaba en la cena, él no la dejó ni a sol ni a sombra. Se le pegó como un moco, y los dos desaparecieron al mismo tiempo. Estamos en condiciones de afirmar que Benjamín Vicuña secó sus lágrimas en las sábanas de Luciana Salazar”, disparó.

Esto, mientras Vicuña deberá viajar a Madrid el próximo 2 de octubre, para reencontrarse con sus hijos menores, ya que Suárez se encuentra en España, mientras el actor será parte de la entrega de los Premios Latino. Tras esto, permanecerá una semana más en Europa para disfrutar de unas vacaciones con Amancio y Magnolia.

Tras su vuelta a Argentina, Benjamín Vicuña realizará la correspondiente cuarentena para poder ver a sus tres hijos mayores, de su relación con Pampita Ardohain) y retomar las grabaciones de la nueva producción de Telefe, El Primero de Nosotros.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo