El Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires denunció a la serie Dragon Ball Super ante la Defensoría del Público de Argentina por “violencia simbólica” debido al contenido en uno de sus capítulos.

A través de un comunicado, el Gobierno argentino señaló que la emisión de Dragon Ball Super no era un contenido apropiado para niños, niñas y adolescentes.

El episodio en cuestión de Dragon Ball Super que se transmitió en las pantallas de Argentina, reproducía el ejercicio de una situación de violencia sexual por parte de un adulto mayor hacia otro personaje menor.

“Lo que se vio en las pantallas de Argentina reproducía el ejercicio de violencia sexual por parte de un mayor hacia una menor, en un contexto de aceptación social, en el que se naturalizaba la vulneración de una niña. Estas representaciones, transmitidas en la pantalla de un canal que se ubica como la primera señal infantil de cable y alcanza a las y los niños de entre 4 a 11 años con cable, configura un acontecimiento que las y los expone a la violencia simbólica”, indica el documento del gobierno trasandino.

El capítulo al que se hace referencia muestra al Maestro Roshi cuando le pide a uno de sus alumnos que le permita utilizar los “servicios” de una de sus mascotas mágicas, la que tiene la habilidad de transformarse físicamente. Luego de ello, Roshi le pide “que se convierta en una hermosa jovencita” y se justifica diciendo “mi punto débil son mis pensamientos pervertidos que deseo superar”.

“El episodio en cuestión escenifica una multiplicidad de detalles morbosos: la adolescente encerrada con el adulto Maestro Roshi diciendo que no reiteradas veces y tratando de escapar, dando claras muestras de que no hay consentimiento. El Maestro, en su lugar de poder, diciendo que no puede detenerse, que es más fuerte que él; mientras que los demás personajes miran desde afuera no interviniendo en la situación”, señala el documento.

Ante todo esto, la Defensoría consideró que el capítulo vulnera los derechos de niñas, niños y adolescentes y entra en conflicto con la normativa sobre la erradicación de la violencia por razones de género.

Posterior a ello, el canal Cartoon Network decidió sacar la serie animada del aire en el país trasandino.



Esta publicación aparece primero en El Dinamo