Para participar en unos Juegos Paralímpicos debes comprometerte al máximo nivel, comenzando por tu mente, tu cuerpo y también tener los mejores aparatos con la finalidad de competir y ganar, como una silla de ruedas, de lo contrario, puedes tener una gran desventaja respecto a tus rivales y eso te dejaría fuera del podio. Imagínate que llega el día de la competencia y tu silla tiene varias fallas. Sería terrible, ¿no?

Eso le sucedió a Peter Genyn, un atleta belga, quien competiría en los 100 m para varones, categoría T51, pero cuando iba a iniciar su calentamiento y disponerse a competir, descubrió que probablemente alguien saboteó su silla de ruedas, porque tenía algunas fallas que no deberían estar presentes y menos en un momento como ese.

Peter vio con sorpresa que su silla tenía los tres neumáticos desinflados y un compensador roto. Quedaban solo dos horas para que iniciara la final y 45 minutos para calentar, por lo que su equipo tuvo que correr y hacer lo mejor posible para corregir los desperfectos. Desde el día anterior ya habían encontrado el neumático delantero reventado y, según declaró Peter, parecía que lo habían hecho con un cuchillo, aunque se resistían a creerlo.

Alguien debe haber estado muy asustado. Fue terrible, realmente pensé que estaba acabado, pero me alegro de haber podido demostrar que ni siquiera pueden ganar de esta manera. Tienes que ser un perdedor para hacer algo así.

-Peter a la emisora belga Sporza

El equipo del atleta belga utilizó piezas de otras bicicletas y mucha cinta adhesiva para tener la silla lista y que Peter pudiera competir. A pesar de que temían que no funcionara, el atleta voló por la pista y no solo ganó la medalla de oro, sino que impuso un nuevo récord mundial en esta especialidad, con un tiempo de 20.33 segundos.

Afortunadamente soy un obsesivo con mi equipo y tenía muchas piezas de repuesto. Tuve mi venganza.

-Peter Genyn

El equipo paralímpico belga ya puso una queja oficial ante los organizadores de Tokio 2020 y el Comité Paralímpico Internacional, y ahora solo queda esperar a que se realice una investigación y se pueda confirmar que realmente hubo un sabotaje. Peter está convencido de que así fue, pero por fortuna, eso no afectó el resultado y ya tiene su medalla de oro.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon